Aprende cuáles materiales un modelista debe tener a mano antes de comenzar a armar un modelo, así como de qué se trata la técnica Dry Fit y cuáles son sus beneficios.

Dentro de una mesa de trabajo, más allá de lo anteriormente visto en los artículos anteriores, necesitaremos un conjunto de materiales y accesorios útiles y que nos facilitaran el ensamblaje de las figuras o modelos.

Mesa de trabajo para modelismo. Aplicando dry fit en una pieza antes de comenzar a pintarla

Aplicando dry fit en una pieza antes de comenzar a pintarla

Normalmente antes de cementar y enmasillar una pieza, sin importar el material de su fabricación, realizamos un dry fit, esto  en un sentido amplio consiste en presentar las diferentes piezas que conforman la pieza y ensamblarlas sin pegamento para comprobar su anclaje y alineación.

El dry fit aparte de permitirnos constatar el correcto montaje del modelo y darnos  una visión real de sus dimensiones, nos permite visualizar la pieza ya presentada en su base o peana, otra ventaja del dry fit es poder separar las piezas para un mejor pintado y posterior armado, así pues si tenemos un área de difícil acceso al pincel en una figura completamente armada, el poder  desmontarla nos permite “pintar y ensamblar” para su presentación final.

Es importante destacar que, en un concurso, descubrir áreas sin pintar, como por ejemplo bajo los brazos o alas, bajo los abrigos o  capas,  ángulos internos de extremidades, bajo los sombreros, cascos, yelmos  etc. es un punto importante que resta  puntuación  en la figura.

Entre los materiales usados para el ensamblaje de las piezas, ya sea temporal o definitivo, usamos  alambres de diferentes diámetros a fin de convertirlos en “vástagos”  o “pines de sujeción” citados anteriormente en el artículo donde hablamos sobre “pegamentos epóxicos”, particularmente prefiero los usados en labores de floristería, generalmente de color verde, son resistentes y maleables.

Así mismo, para piezas pequeñas, podemos usar “Blue tac”,  es una masilla suave, que permite una sujeción temporal perfecta para el Dry fit. Algunas pinzas sujetadoras o en su defecto “pinzas para ropa” nos ayudarán a mantener las piezas unidas mientras se produce el secado del pegamento.

En el caso de piezas de plástico hay que tener cuidado con el uso de bandas elásticas o ligas, ya que las mismas, al ser colocadas para unir dos piezas existiendo restos de pegamento fuera de las uniones pueden generar marcas e inclusive dañar detalles de la figura por la acción del pegamento. También podemos usar cinta plástica o cinta adhesiva de papel o tirro.

Se pueden usar hisopos o “cotton buds” impregnados en acetona para retirar el excedente de pegamentos epóxicos, preferiblemente en figuras de metal (no recomendable en figuras de plástico ya que la acetona ataca a ciertos plásticos).

Espátulas de plástico o paletas de madera similares a las que se usan en helados (Popsicle)  son perfectas para mezclar los pegamentos epóxicos, palillos para la aplicación del cianocrilato, (nunca aplico cianocrilato directamente desde el envase),

Trencher Warcaster Lieutenant de Cygnar en proceso, usando corcho y alambre para  mejor manejo

Trencher Warcaster Lieutenant de Cygnar en proceso, usando corcho y alambre para mejor manejo

Los Corchos son usados para manipular las figuras o piezas previamente preparadas con pines de sujeción. Un buen trozo de anime, “espuma floral” o material similar para colocar las piezas fijadas en palillos mientras se manipulan  o secan posteriormente a su pintado

Guantes de látex o de plástico transparentes para manipular las figuras mientras se les coloca “primer”  ya sea con aerógrafo, lata de pintura o pincel. Así mismo se recomienda la manipulación de la pieza con guantes cuando no está fija en un corcho o material de sujeción, la humedad y “grasa” característica de nuestras huellas dactilares se adhiere a las figuras creando una barrera entre el primer y la pintura afectando la adhesión de la misma, así mismo puede generar “brillos” por fricción afectando su acabado final.

Es bueno siempre tener a mano servilletas de papel, ya sea para cualquier limpieza o, como veremos en el capítulo referido a la pintura, para retirar el excedente de las pinturas en el pincel antes de su aplicación.

Unos cuantos clips son útiles para limpiar las puntas o goteros de los envases de pintura obstruidos. También  unos trapos de tela para limpiarnos las manos cuando se requiera, unas manos sucias y con restos de pintura o pegamento pueden dañar fácilmente un trabajo previo de pintura.